jueves, 23 de marzo de 2017

GLOSAS MEDIEVALES


Las Glosas Emilianenses son las primeras manifestaciones escritas en lengua castellana. Se trata de anotaciones aclaratorias en los márgenes de los textos latinos escritas por alguien que encontraba dificultades en la comprensión de algunas expresiones. El latín era la lengua culta, la utilizada para escribir pero la forma de comunicarse utilizada por el pueblo era el latín vulgar, arromanzado que, evolucionado, se convertiría en castellano. Estas anotaciones que aclaraban, al margen de las expresiones de difícil comprensión, otras que las hiciesen comprensibles, son las denominadas Glosas Emilianenses.


Este documento, de gran significado para la historia del castellano, se encuentra en la Real Academia de la Historia, en Madrid. El texto más extenso (glosa 89) aparece en el códice 60, folio 72 y recoge alabanzas a Cristo Salvador.




Posteriormente los hermanos riojanos Claudio y Javier García Turza dieron a conocer el códice Emilianense 46, escrito entre los muros de Suso y fechado el 13 de junio de 964. Este códice contiene un diccionario enciclopédico con más de 20.000 entradas ordenadas de la A a la Z, las voces en romance no son sólo anotaciones al margen del manuscrito, sino que forman parte del texto escrito en un latín muy contaminado ya por el habla popular. Este manuscrito recoge, además, todo el saber de su época.



Las Glosas Silenses son, al igual que las Emilianenses, comentarios aclaratorios a textos latinos y su importancia radica en que son una de las primeras manifestaciones de un castellano incipiente.


Estas anotaciones se encuentran en el manuscrito Add. 30853, que hoy día puede encontrarse en la British Library de Londres.



El códice contiene sermones (algunos similares a los que aparecen en el códice de las Glosas Emilianenses), cartas y un penitencial, es decir, normas y ritos que usaba el confesor para la imposición de penas públicas.



En ésta última parte del códice abundan las glosas en los márgenes: son las Glosas Silenses, que se caracterizan por su cantidad ya que hay 513 diferentes.


Fuente: www.caminodelalengua.com

No hay comentarios: